Seguidores

martes, 18 de enero de 2011

ADIÓS AL TABACO



Hoy hace 9 días que no fumo un cigarrillo.
La nueva ley que nuestro gobierno nos impone como si de una dictadura se tratase, me ha animado a intentar dejarlo. Sé que este tema es muy polémico y que las opiniones son para todos los gustos. Todos opinamos y lo peor de todo es que opinamos por los demás.
Yo sé que el tabaco es malo, y estoy de acuerdo en que haya sitios en los que NO SE DEBE fumar, pero si un señor, decide que su bar o cafetería sea un lugar para fumadores , no puedo entender porqué se ha de prohibir; bajo amenaza de sanciones desorbitadas.
Es ridículo ver a la gente salir a la calle en la mitad de una copa o un café, o ver como un no fumador te mira como si estuvieses cometiendo un acto delictivo; midiendo los centímetros para comprobar que no te has sobrepasado la barrera del limite aquí no y aquí si.
Hoy la decisión de dejar es fumar es más firme que nunca y sobre todo, es que no pienso dejar al gobierno ni un céntimo más de mi dinero por los disparatados impuesto que se lleva por cada cigarrillo; el mismo cigarro que prohibe que nos fumemos, pero que SI nos pone a la venta en cualquier cafetería en la que podrá poner multas de 6000€ en adelante por fumar en ella.
-ESTO SI QUE ES DEMOCRACIA-.
Os invito a que dejéis vuestras opiniones, pero por favor no seáis muy duros los no fumadores que necesito vuestro apoyo para poder continuar sin fumar.

Gracias y besos para todos.

9 comentarios:

Angelosa dijo...

A mi esta ley me parece una barbaridad, comprendo a los no fumadores que se puedan encontrar molestos en algunos sitios, lo que no entiendo es la dureza con la que se esta aplicando la dichosa ley, no somos una democracia? pues que nos dejen a cada uno envenenarnos de la manera que queramos, y el dinero que se han gastado los hosteleros en acondicionar sus locales? quien se lo va a devolver? pues nadie. Pienso que deberían de haber dejado las cosas como estaban y no poner en el punto de mira del paro a unos cuantos miles de españoles mas con las perdidas de los hosteleros, eso es lo que opino. Y ahora querida Toñi te mando todo mi apoyo, hace un año y poco que deje de fumar no por el gobierno, fue por mi salud y la verdad que lo he llevado bien, fuerza de mente es lo que hace falta, venga guapa que lo vas a conseguir. Un abrazo.

apm dijo...

Toñi, respecto a lo que dices del Estado estoy completamente de acuerdo contigo, de modo que es el propio Estado el que prohibe fumar en lugares públicos y, el mismo, el que en esos mismos lugares públicos vende cigarrillos... con una mano cojo el dinerito de los impuestos por el tabaco y con la otra pego el hachazo: hay que tener criterio, y si es malo (que lo es), que lo sea a las duras y a las maduras.
Con respecto a lo del prohibido fumar en los bares... comprendo lo que dices que si el dueño del bar quiere que en su bar se fume, qué por qué lo van a multar... lo comprendo, pero es que si en el bar hay trabajadores, está obligando a esos trabajadores a ser fumadores pasivos, y los está haciendo fumar en contra de su voluntad. Además, yo he visto a padres con sus hijos pequeños dentro de bares empetaos de humo (bares de fumadores), y, ya me contarás lo bien que les debe ir a los pulmones de esas criaturitas el que se fume en el bar.
Por otra parte, que se fume en la puerta de un colegio o en la puerta de un hospital, francamente, supongo que nadie lo verá ni medianamente bien, en el primer caso, porque si queremos que nuestros hijos no caigan en actos que enganchan como una droga (el tabaquismo) mejor que no nos vean fumar, porque si no, actuarán por imitación y no van a entender con claridad la ventaja que para una vida saludable tiene no fumar.
En el segundo caso, no parece que un hospital sea precisamente el sitio más adecuado para fumar, con la de cánceres que se están operando a diario a consecuencia del tabaco ¿no?.
¿Donde fumar pues?, porque también estoy de acuerdo que el que quiera fumar, que fume, está en su derecho, por supuesto, siempre que su libertad de fumar no vulnere la libertad de otro a no fumar... Se puede fumar en lugares abiertos, y en la casa de cada cual; aunque sin duda lo mejor, pienso que es hacer como tú: aprovechar el tema en el sentido más positivo y práctico, y dejarlo. Yo pienso que con un poquito de voluntad y un poquito de ayuda, se consigue !anda que no conozco yo a fumadores empedernidos que lo han dejao!, !ánimo Toñi!.

Un besote mu gordo

apm dijo...

Toñi, respecto a lo que dices del Estado estoy completamente de acuerdo contigo, de modo que es el propio Estado el que prohibe fumar en lugares públicos y, el mismo, el que en esos mismos lugares públicos vende cigarrillos... con una mano cojo el dinerito de los impuestos por el tabaco y con la otra pego el hachazo: hay que tener criterio, y si es malo (que lo es), que lo sea a las duras y a las maduras.
Con respecto a lo del prohibido fumar en los bares... comprendo lo que dices que si el dueño del bar quiere que en su bar se fume, qué por qué lo van a multar... lo comprendo, pero es que si en el bar hay trabajadores, está obligando a esos trabajadores a ser fumadores pasivos, y los está haciendo fumar en contra de su voluntad. Además, yo he visto a padres con sus hijos pequeños dentro de bares empetaos de humo (bares de fumadores), y, ya me contarás lo bien que les debe ir a los pulmones de esas criaturitas el que se fume en el bar.
Por otra parte, que se fume en la puerta de un colegio o en la puerta de un hospital, francamente, supongo que nadie lo verá ni medianamente bien, en el primer caso, porque si queremos que nuestros hijos no caigan en actos que enganchan como una droga (el tabaquismo) mejor que no nos vean fumar, porque si no, actuarán por imitación y no van a entender con claridad la ventaja que para una vida saludable tiene no fumar.
En el segundo caso, no parece que un hospital sea precisamente el sitio más adecuado para fumar, con la de cánceres que se están operando a diario a consecuencia del tabaco ¿no?.
¿Donde fumar pues?, porque también estoy de acuerdo que el que quiera fumar, que fume, está en su derecho, por supuesto, siempre que su libertad de fumar no vulnere la libertad de otro a no fumar... Se puede fumar en lugares abiertos, y en la casa de cada cual; aunque sin duda lo mejor, pienso que es hacer como tú: aprovechar el tema en el sentido más positivo y práctico, y dejarlo. Yo pienso que con un poquito de voluntad y un poquito de ayuda, se consigue !anda que no conozco yo a fumadores empedernidos que lo han dejao!, !ánimo Toñi!.

Un besote mu gordo

Ligia dijo...

Acabo de comentar en otro blog sobre este tema y le decía que no soy fumadora, pero siempre he respetado a los que fuman. Me parece bien que intentes dejarlo, sobre todo por tu salud.
Lo de la ley también me parece una barbaridad y todos los extremos son malos. Abrazos

Lourdes dijo...

Pos yo te mando todo mi ánimo para que lo consigas, Toñi!
Verás como sí!

Un beso!

Catalina Zentner dijo...

Estoy a favor de la lye, plenamente, Hace 14 años tuve el coraje de dejar de fumar, gané en capacidad respiratoria y salud en general.

Es tendencia en todo el mundo reconocer el perjuicio del tabaco y la necesidad de actuar legalmente contra él.

Conozco varios casos de fumadores pasivos que han padecido cáncer a causa de los que envenenan el aire.

Los fumadores pueden hacerlo en sus casas, o en sitios donde se les permite hacerlo, sin necesidad de bastardear los recursos legales.

Balovega dijo...

Hola... Deje de fumar hace un año y tres meses, me hice el propósito y de momento lo estoy consiguiendo, sin ninguna ayuda, y se que se puede, no quiero dar ni un duro mas al estado. Ya veras como lo consigues.

Paseando por estos lares entre a leerte y desearte un buen fin de semana...

Saludos

Mayela Bou dijo...

Toñi! amiga, que te acompañe la fuerza de voluntad y el amor de toda la gente que te queremos, verte libre de tabaco sera una maravilla, saber que te cuidas para ti y para los tuyos.
Un abrazo y sabes que mi corazón siempre te acompaña.
Maye.

Esperanza Chacón dijo...

Te pusistes o te pusieron (como lo quieras ver) una tarea bien dificil, dejar de fumar no es tarea facil, unos lo logran de un sopotón, yo lo logré poco a poco y hasta porq la salud me lo imponía (no el gobieno), pero al final quien haya sido quien te lo haya impuesto y así lo logres, dejar de fumar, notaras el cambio en ti, por supuesto que un cambio para bien. Mi receta, ami ex-"buen amigo" el cigallo, lo sustituí por mi verdadero BUEN amigo, Dios.